Un miligramo de pasión

Que no me quites la pasión que es mía.
Si soy feliz, si camino, si respiro es por ella.
Que no me robes la pasión que sin ella estoy perdido.
Una gota de agua en la hoguera soy sin ella.
La llama de una vela en la tempestad soy si no la tengo.
Que no me arrebates el impulso que me siento falso,
déjame pecar de natural como un niño cuando enreda.
Deja que el azar sea mi estrella.
Deja que mi suerte no entienda de planes.
Déjame ser incorrecto, ilegal e imperfecto.
No quiero medir mis palabras y quiero que mis gestos sean infinitos.
Que no me quites la pasión que es sólo mía
y de los que la comparten y la multiplican.
Que no calmes mi ardor que, si no, no soy capaz de inventar.
Que no castigues mi ímpetu que sin él no conozco la libertad.
Que no me sujetes con la forma y me apartes del gesto.
No quiero moderación; quiero sinceridad.
No quiero mesura; quiero transparencia.
Que no me cambies la viva pasión por el manso silencio
Que no me corrijas el tono y me hagas arrodillar
Que no me quites lo que me mantiene en pie y me define.
Para bien y para mal soy pasional como el artista, el chiquillo o el inventor
y no soy frío como el receloso, el sumiso o el miserable.
Para bien y para mal soy así;
cambio un kilo de mesura por un miligramo de furor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s