AULA


Has crecido y sigues creciendo todavía.
Aún tus lomos de madera se pringan con gotas de chocolate y charcos de agua,
por las manos infantiles e inquietas de quienes han puesto en su vida la mueca de la comedia y el drama.
Has crecido aula mía, aula nuestra, aula vuestra.
Albergas, en tus laberínticas paredes, almas alborotadoras, alientos hambrientos de novedad, voluntades retraídas con deseos de rasgarse el manto, ánimos ávidos dispuestos a absorber fantasía al estilo de las esponjas.
Aula de amor, aula que atraes como la miel, aula necesaria… eres pan, aire y agua.
Naciste de improviso, como la creatividad misma, forzada, sin premeditación,
impregnada de la esperanza de una balsa en medio de un maremoto… El maremoto mermó y la balsa se mantuvo a flote para convertirse en galeón.
Aula que escupes ilusión y teatro por cada uno de tus surcos,
aula de cara chica y de enormes entrañas.
Aula de horizontes inescrutados, infinito océano de sorpresas y futuro esperanzador.
Cerca de doscientos rostros siembran tus dependencias,
doscientos gestos que atravesaron tus fronteras para volver a jugar como cuando chiquillos.

Pedro y Heidi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s